Pequeñas turbinas portátiles alumbran comunidades pobres y aisladas por primera vez.

miércoles, 18 de junio de 2014

Cualquiera que quiera ver el alcance total del pensamiento innovador de Clayton Bear sólo tiene que mirar hacia el este - al otro lado del mundo. 


Una vez que llegues a la pequeña ciudad de Ringmo, Nepal, podrás incluso recargar tu teléfono gracias a la turbina de agua portátil que él ayudó a instalar en un pequeño arroyo de la zona. 


"Fue una caminata de tres días, no hay carreteras, y tuvimos que cargar con todo" dice el Sr. Bear, Presidente, Director Ejecutivo y Tecnológico de New Energy Corp. Inc, con sede en Calgary, donde se desarrolló la turbina. "Se tuvo que trabajar con la población local para adaptar el lugar, teniendo que construir los llamados gaviones, que son las rocas y la tela metálica que se ve al lado de las carreteras cuando se quiere estabilizar la pendiente. 


"Así que nos ayudamos entre todos e hicimos la instalación, que ha funcionado y ahora ese pueblo tiene energía por primera vez." 


El proyecto, una colaboración entre New Energy Corp., Advantage Products., Worldwide Fund. y la estadounidense Werth Family Foundation, es sólo uno de una serie de instalaciones realizadas por la empresa del Sr. Bear, que empezó con la instalación de uno de sus sistemas en la salida de una planta de tratamiento de aguas residuales en Calgary. 


"Lo que distingue a esta energía frente a la eólica o solar es que es continua", dice el Sr. Bear. "Se produce la energía las 24 horas del día porque los ríos no paran de correr." 


Con una formación técnica como ingeniero, el Sr. Bear había fundado otras empresas anteriormente, hasta que en 2004 creó New Energy Corp. como una manera de fomentar su interés por el aprovechamiento de la energía de las mareas y el océano. La gran ventaja de este sistema de turbinas verticales de flujo transversal es que se pueden colocar “donde la velocidad del agua mayor, porque ahí es donde está la mayoría de la energía", dice el empresario. 


Así que en lugar de colocarlos en el lecho del río, se suspenden entre dos puntos de amarre, o incluso en un barco pontón. 


Con otras instalaciones en el norte de Canadá, Alaska y la India, la compañía del Sr. Bear apenas está comenzando. El nuevo gobierno de Myanmar está particularmente interesado en sus unidades, que cuestan más de $20,000 cada una. Tras la reunión sostenida hace unas semanas, el primer envío está listo para ayudar a impulsar una escuela que nunca ha tenido acceso a la electricidad. Pero eso es sólo la punta del iceberg. 


"Han dicho que tienen 40.000 comunidades que no tienen acceso a la electricidad" dice. "Todos están a lo largo de ríos y tenemos una carta de intención  en la que afirman que les gustaría comprarnos entre 100 y 1.000 sistemas. Si eso sucede, podremos decir que estamos en el camino deseado."


Fuente: GlobeAdvisor.com

Categorías

Entrevistas Export Manager
 PROEXCA ADMIN
 70  8509  18/07/2019
Casos de Éxito de Internacionalización
 Proexca
 98  21702  11/02/2019
Casos de Éxito de Inversión en Canarias
 Proexca
 17  633  24/08/2018
Noticias Proexca
 Proexca
 3939  98537  19/07/2019