El imperio inmobiliario del Fondo Noruego de Pensiones

viernes, 09 de mayo de 2014

El Fondo Noruego de Pensiones es el instrumento creado por el Gobierno del país nórdico para asegurar que las generaciones futuras se beneficien de los ingresos del petróleo. Con el fin de maximizar el valor de las inversiones y minimizar los riesgos, NBIM, la gestora del fondo asumió en 2010 el mandato del Banco de Noruega de diversificar la cartera, centrada en Bolsa y en renta fija, para entrar en el sector inmobiliario.

La primera inversión se anunció en noviembre de ese año: compró un 25% de la cartera de propiedades de la firma The Crown Estate en la comercial zona de Regent Street, en Londres, con más de 75 tiendas entre ellas una Apple Store, por 425 millones de libras.

Favorecido por la compra de nuevos activos y la revalorización de los existentes, el valor de su participación en inmuebles era de 52.000 millones de coronas (6.300 millones de euros) a finales de 2013, un 108% más que en 2011.

El área inmobiliaria representaba el 1% de los activos totales del fondo (más de 5 billones de coronas o 608.200 millones de euros) en 2013, frente al 0,3% de 2011, marcándose el objetivo de que sea el 5% de la cartera, mientras reduce su exposición a la renta fija (bonos y deuda pública). El retorno de esta inversión fue de 11,8%, frente a 0,1% de la renta fija y el 26% de la renta variable.

Socios y rentabilidad

El objetivo es invertir a largo plazo, de la mano de socios conocedores del mercado, para contar con una cartera de elevada rentabilidad. El fondo, que canaliza sus operaciones a través de una sociedad en Luxemburgo, se centra primero en países desarrollados y especialmente en oficinas y locales, pero también ha invertido en logística.

Europa fue el escenario de las primeras compras. Actualmente, tiene el 50 por ciento de varios edificios en París (incluida la zona de Campos Elíseos) en alianza con Axa y Generali; inmuebles en Fráncfort, Múnich y Berlín (en el área comercial de Kufurstendamm, con tiendas como Mango) junto a Axa; un centro comercial en Sheffield (Reino Unido), con British Land, y compró un complejo de oficinas a Credit Suisse en Zúrich, que con 173.000 metros cuadrados es el mayor edificio en el mundo del banco suizo, que se mantiene como inquilino.

Además, en diciembre de 2012 se asoció con Prologis, al comprarle el 50% de una cartera de 195 áreas logísticas en 11 países europeos (en España, el Park Penedès) por 1.200 millones de euros.

Las compras se han acelerado en los últimos meses, especialmente en Estados Unidos, donde el año pasado adquirió junto a Tiaa-Creef cinco edificios de oficinas en Boston, Washington DC y Nueva York. Gracias a su alianza con Boston Properties, es propietaria desde septiembre del 45% de la Torre de Times Square en Nueva York (el inmueble se valoró en 1.520 millones de dólares).

Desde entonces ha hecho tres operaciones más: la compra del 45% a Prologis de zonas logísticas en ocho Estados. Y, con MetLife, ha adquirido un centro financiero en Boston y edificios de oficinas en Washington DC y San Francisco, lo que supone su primera inversión en la Costa Este.

FUENTE: EXPANSIÓN

Categorías

Entrevistas Export Manager
 PROEXCA ADMIN
 65  8000  26/11/2018
Casos de Éxito de Internacionalización
 Proexca
 98  21556  11/02/2019
Casos de Éxito de Inversión en Canarias
 Proexca
 17  620  24/08/2018
Noticias Proexca
 Proexca
 3704  97617  24/05/2019