Brasil se sitúa como el primer destino mundial de las inversiones españolas

viernes, 06 de septiembre de 2013

El fuerte dinamismo económico experimentado por Brasil sitúa al país, según datos del Banco Mundial, como la sexta economía mundial y representa, aproximadamente, la mitad del PIB latinoamericano. 

El desarrollo de sólidas corrientes macroeconómicas frente a la crisis financiera, la estabilidad política, la mejora de las finanzas públicas, la reducción de su tasa de desempleo y un atractivo marco legislativo, han fomentado una mejora en el entorno de negocios, el comercio y la inversión extranjera.   Los inversores españoles en Brasil no pueden disfrutar de un mejor momento. En las dos últimas décadas España se había posicionado como segundo inversor en términos absolutos y, en la actualidad, ya se alza como nuestro primer destino para invertir. Además, no hay que olvidar que la celebración del próximo Mundial de Fútbol durante el verano de 2014 y las Olimpiadas de 2016, que se celebrarán en la ciudad de Río de Janeiro, abren las puertas a las empresas españolas para que cooperen en el desarrollo de ambos acontecimientos.

Catalogado como el quinto mercado más extenso y poblado del mundo, con una clase media que representa el 53% de la población, las previsiones de crecimiento rondan el 2,4% y 3% para este año y el próximo, respectivamente. Las reformas macroeconómicas emprendidas en defensa de una economía de mercado junto con el compromiso del gobierno actual en la mejora de las infraestructuras básicas han generado una serie de factores propicios para nuestras inversiones como el hecho de que el país disponga de una oferta de mano de obra muy competitiva en coste y cualificación. No en vano, el establecimiento de grandes empresas españolas está generando un importante efecto arrastre sobre nuestras PYMES, además de favorecer al posicionamiento de los productos españoles y de contribuir a formar una imagen de un país avanzado tecnológicamente con una cultura relativamente cercana.

A la conquista de Brasil Brasil es el primer destino mundial de las inversiones españolas, con un stock superior a los 65.000 millones de euros. La presencia de grandes empresas españolas, como Telefónica, Banco Santander o Mapfre, entre otras tantas,  viene generando un importante efecto arrastre sobre las pequeñas y medianas empresas españolas y acrecentando notablemente el número de insignias que deciden instalarse en el país o entablar acuerdos de asociación con empresas brasileñas.   España cuenta en la actualidad con una imagen muy positiva en el país latinoamericano, considerándonos un país avanzado tecnológicamente y con una cierta proximidad cultural, factor que allana el camino para nuestras exportaciones e inversiones.

Según un informe realizado por la Oficina Económica y Comercial de España en Brasilia, la fortaleza de la moneda brasileña, unida al crecimiento de la clase media,  brindan interesantes oportunidades tanto en materia exportadora como en inversiones, gracias a una combinación de factores entre los que se encuentran, por un lado, las grandes carencias que aún exhibe el país en determinados sectores y, por otro, su enorme potencial de crecimiento y el tamaño de su mercado.   Oportunidades de inversión En el marco del Programa de Aceleración del Crecimiento (PAC2), lanzado en 2010, Brasil ha desarrollado el Plan de Inversiones en Logística, a través del cual prevé inversiones por más de 53.000 millones de euros durante los próximos 25 años en el desarrollo del ámbito del ferrocarril y las carreteras y sus correspondientes concesiones.   El sector energético también cuenta con un papel relevante en el trazado a desarrollar por el PAC 2, el cual prevé importantes inversiones incrementar la capacidad de generación energética y garantizar el suministro. Además, en el programa resalta la importancia de las inversiones previstas en el sector petrolífero durante los próximos años para explotar el “pre-sal” y, según la Oficina Económica y Comercial de España en Brasilia, dado el elevado índice de nacionalización exigido, la participación en el sector pasa por establecerse en Brasil. Es destacable además mencionar que en materia de energía fotovoltaica, Brasil posee un gran potencial de irradiación solar -estimado en 10.000 MW-, aunque por el momento no existe una estrategia gubernamental definida para desarrollar el sector, comienzan a aparecer proyectos y algunos gobiernos estaduales, como el de Ceará, están instrumentando políticas activas de fomento de este tipo de energía.   En materia de infraestructuras de saneamiento básico, el país cuenta con importantes carencias en  el sector de saneamiento básico por lo que el Gobierno, a través de la ley de residuos sólidos, promulgada en 2010, implantó una serie de obligaciones a Estados y municipios, que brindan interesantes oportunidades a las empresas españolas del sector.   El Programa de Aceleración del Crecimiento ha reservado una partida para las inversiones en el ámbito del sector inmobiliario y de construcción  a través del plan Minha Casa, Minha Vida y con el que se espera construir un total de 2 millones de casas y apartamentos hasta 2014. Por último, en materia de turismo, Brasil presenta enormes posibilidades a medio plazo, dados los atractivos del país y el desarrollo todavía limitado del sector.   Según la Oficina Económica y Comercial de España en Brasilia en su informe sobre el país, Brasil es una apuesta clara de la Administración española, como demuestran los frecuentes viajes que se realizan al país por parte de diferentes autoridades y representantes de organismos españoles. Es una clara apuesta también del empresariado español. Basta echar un vistazo a las cifras de intercambio, pero sobre todo al volumen de inversiones, para tener una buena prueba del atractivo que ofrece Brasil para las empresas españolas, dado el tamaño de su mercado, así como también por su estabilidad política, buenos fundamentos económicos y las enormes oportunidades de negocio que ofrece, aunque no exentas de todo riesgo, como en cualquier inversión que se realice. Esto ha dado lugar a una nueva "ola de inversiones" en diversos sectores, tanto en aquellos en los que la presencia española ya era muy importante -como telecomunicaciones, banca o energía eléctrica- como otros más nuevos -turismo, ingeniería, arquitectura, energías renovables o promoción inmobiliaria-.    Por todo ello, ICEX España Exportación e Inversiones ha organiza, a través de las Oficinas Económicas y Comerciales de la Embajada de España en Brasilia y São Paulo, un Foro de Inversiones y Cooperación Empresarial España-Brasil, que tendrá lugar los días 26 y 27 de noviembre en la ciudad de São Paulo y cuyo acto de inauguración estará presidido por Su Alteza Real el Príncipe de Asturias.


Fuente: ICEX


Categorías

Entrevistas Export Manager
 PROEXCA ADMIN
 70  8509  18/07/2019
Casos de Éxito de Internacionalización
 Proexca
 98  21702  11/02/2019
Casos de Éxito de Inversión en Canarias
 Proexca
 17  633  24/08/2018
Noticias Proexca
 Proexca
 3939  98537  19/07/2019