CMKD abre el segundo complejo turístico en Marruecos

jueves, 01 de agosto de 2013

Todavía estamos lejos de las 1.600 camas adicionales prometidas con la ordenación de la segunda zona turística de Ghanduri, al este de la bahía de Tánger. Pero el desafío no es inalcanzable, sobre este terreno de 60 hectáreas entre los que existen 18 ha de bosque, acondicionado por Med Z, para ofrecer 7 parcelas de hoteles y residencias turísticas, 8 hostales y viviendas residenciales. Un potencial único para este lugar en los confines del Mediterráneo, del estrecho del Gibraltar y de la ciudad de Tánger. El grupo Chaâbi fue el primero en instalarse en el lugar, que se presentó muy difícil de acondicionar porque era muy abrupto. Se edificó el primer hotel (de 4 estrellas con 582 habitaciones) y un complejo residencial, sobre una superficie de 3,5 hectáreas. Un complejo turístico ya en funcionamiento, con una inversión inicial de 147 millones de DH. Luego, fue el turno de CMKD de amaestrar la complejidad de este sitio. Este grupo presidido por Ali Ghannam, quien además es el presidente de la Confederación Nacional de Turismo de reciente creación, ha construido un segundo complejo turístico, en unas 2,5 hectáreas, dominando el Mediterráneo y la bahía. Este resort será inaugurado por fin en la última semana del próximo mes agosto.


Se trata del segundo complejo del grupo contando el de Ifrane, exclusivamente destinado al turismo interno (Plan Biladi). El complejo está situado sobre la colina de Ghandouri, a 10 km del centro de la ciudad de Tánger. De hecho también por la complejidad del lugar, el presupuesto previsto de inversión de 150 millones de DH fue ampliamente sobrepasado. Según su director general, Mohamed Achetouane, "el concepto se inscribe en un paisaje destinado a promover tanto el turismo interno como el turismo internacional, ofreciendo varios tipos de productos, traducidos en arquitectura contemporánea que se impregna de la identidad del lugar". En cualquier caso, se eligió Tánger "porque es una ciudad cuyo desarrollo está en evolución constante", explica Achetouane. Con una capacidad de 300 camas, el complejo turístico Farah Tanger ofrece una diversidad en términos de alojamiento: 1 hotel de 4 estrellas, denominado Farah, de 83 habitaciones, que incluirá suites júnior, sénior y una suite real; y 6 habitaciones para personas con necesidades específicas, de movilidad reducida. Una oferta que se dirige a una clientela de ocio, individual y de empresas. Ofrece un espacio para congresos (MICE) con una sala plenaria de 600 asientos (El Teatro) y 9 salas más de reuniones (Subcomisión) de una capacidad de entre 30 y 40 personas. El complejo está también compuesto por 42 bungalows, por 8 dúplex, 18 chalés y tres tipos de villas VIP, restaurantes, un SPA de 700 m2 con piscina climatizada bajo la etiqueta Adriana Karembeu, y tres piscinas, una cubierta, pistas de tenis y espacios verdes.

 

FUENTE: L’Economiste

Categorías

Entrevistas Export Manager
 PROEXCA ADMIN
 66  8112  17/06/2019
Casos de Éxito de Internacionalización
 Proexca
 98  21644  11/02/2019
Casos de Éxito de Inversión en Canarias
 Proexca
 17  632  24/08/2018
Noticias Proexca
 Proexca
 3821  98044  18/06/2019