Canarias se lanza a captar grandes empresas en Irlanda y Holanda

Canarias se lanza a captar grandes empresas en Irlanda y Holanda

viernes, 01 de noviembre de 2019

El presidente de la ZEC, Pedro Alfonso, explicó ayer que la Agencia Tributaria ha mostrado su total disposición para aclarar lo antes posible el encaje de las operaciones de comercio triangular en la normativa de la Zona Especial Canaria, una aclaración de la que depende que una docena de grandes distribuidoras se instalen o no en las Islas. La ZEC es una herramienta particularmente joven -se autorizó en el 2000-, con lo que este tipo de aclaraciones contribuyen a perfilar la normativa y dar más seguridad jurídica a los negocios. Desde su creación, ya son más de 6.000 las empresas que se han acogido a los incentivos de la ZEC, empresas que han invertido alrededor de mil millones que de no ser por el gancho de la baja tributación seguramente habrían acabado en Irlanda, Holanda, Luxemburgo o Bélgica, otro país con una laxa normativa fiscal. Las 200 entidades autorizadas este año crearán más de 2.000 empleos, y cada trabajador de una firma ZEC gana unos 25.000 euros anuales, cifra sensiblemente superior a la media regional.

Canarias quiere ser la alternativa legal para las empresas que buscan reducir sus costes fiscales. El área de baja tributación de la Comunidad Autónoma, la llamada Zona Especial Canaria (ZEC), ha captado alrededor de 200 sociedades a lo largo de este año, el máximo conseguido en el período desde que la Comisión Europea autorizara la ZEC en el año 2000. Se trata de multinacionales que optan por instalarse en las Islas en lugar de hacerlo en Irlanda, los Países Bajos o Luxemburgo, que de algún modo se han convertido en los particulares paraísos fiscales del Viejo Continente. Lo habitual es que sea uno de estos tres países el que una empresa escoja para deslocalizarse, para establecerse o instalar uno o más centros de trabajo y pagar así menos impuestos que en su país de origen. Pero el Archipiélago ha logrado convertirse en una opción cada vez más valorada por su transparencia y seguridad jurídica, hasta el punto de que ya hay entidades que operan desde Irlanda y que quieren trasladarse a Canarias.

La postura oficial de Bruselas es que dentro de la UE no hay paraísos fiscales, pero la oficiosa, y de la que dan fe las cifras, es que esos tres Estados miembros están más cerca de las normativas fiscal y tributaria de Jersey o la Isla de Man que de las de la mayoría de los restantes Estados de la UE. En Irlanda, por ejemplo, las empresas tributan por el Impuesto sobre Sociedades al tipo estándar del 12,5%, la mitad que en España, pero es que, además, la isla verde ofrece un sinfín de exenciones y bonificaciones fiscales, de ahí que firmas italianas, alemanas, españolas o de cualquier otro Estado miembro decidan instalarse o montar filiales en Dublín cada vez en mayor número. Es decir, Irlanda, Holanda y Luxemburgo vienen practicando una suerte de dumping fiscal. ACS, EPSA, Ferrovial, Gas Natural, Grifols, Mapfre o Naturhouse son algunas de las grandes multinacionales españolas con intereses en Irlanda, y Abengoa, Air Europa, Clínica Baviera, Cosentino o Endesa son algunas de las que cuentan con sedes, filiales o centros de trabajo en Holanda. La intención en la ZEC, que administrativamente es un consorcio adscrito al Ministerio de Hacienda, es intentar repatriar parte de esas empresas españolas que se han deslocalizado. De hecho, España tiene en la ZEC un instrumento con el que no cuentan los otros países europeos que han de soportar la competencia desleal de Irlanda, Holanda y Luxemburgo.

No en vano, la Zona Especial Canaria es una de las herramientas que incluye el Régimen Económico y Fiscal (REF) para captar nuevos negocios y promover el desarrollo del Archipiélago. Las empresas que operan bajo el paraguas de la ZEC tributan por el Impuesto sobre Sociedades al tipo reducido del 4%, cuando el general es del 25%, lo que supone un considerable ahorro impositivo. A diferencia de lo que ocurre con los regímenes fiscales de Irlanda u Holanda, la ZEC está aprobada y aceptada por Bruselas, es totalmente transparente y da plena seguridad jurídica a los negocios. Y, lo que es más importante, tiene un objetivo y una justificación. Se rebaja la factura tributaria de empresas que de otro modo no se instalarían en las Islas, contribuyendo así a la diversificación económica y el desarrollo de una región ultraperiférica con altas tasas de desempleo, baja renta media y excesiva dependencia del turismo. Esto no significa transformar la región en un territorio instrumental para que multinacionales paguen menos impuestos.

Las garantías que da la ZEC son las que han hecho posible que dos multinacionales españolas que están operando desde Dublín estén a punto de trasladarse a Canarias, tal como adelantó ayer este diario, y son el principal reclamo de las Islas para competir con los tres paraísos fiscales institucionalizados. Como les ocurre a otras diez grandes distribuidoras americanas, solo falta que el Ministerio de Hacienda aclare el encaje de las operaciones de comercio triangular en la normativa de la ZEC -hay dudas en los casos en que las empresas gestionan desde el Archipiélago el transporte y la distribución de sus mercancías pero estas no pasan por Canarias- para que estas dos grandes firmas nacionales vuelvan a tributar en España, en concreto en la Comunidad Autónoma.

Tributarían al tipo reducido del 4%, pero al menos dejarían algo en las arcas públicas, ahora contribuyen en Irlanda, y, además, generarían puestos de trabajo y riqueza en la región.

Fuente: https://www.eldia.es/

Categorías

Entrevistas Export Manager
 PROEXCA ADMIN
 73  8961  12/11/2019
Entrevistas Técnicos Red Exterior PROEXCA
 Jose G. Rguez.
 1  49  25/10/2019
Casos de Éxito de Internacionalización
 Proexca
 99  22084  02/09/2019
Casos de Éxito de Inversión en Canarias
 Proexca
 17  665  24/08/2018
Noticias Proexca
 Proexca
 4336  100489  19/11/2019