El grupo sobre el ‘brexit’ convoca a los sectores agrícolas afectados

El grupo sobre el ‘brexit’ convoca a los sectores agrícolas afectados

lunes, 26 de agosto de 2019

El Gobierno de Canarias tendrá que conseguir que las ayudas a la comercialización y transporte del tomate con Reino Unido se conserven tras el brexit a partir del 31 de octubre, o que haya compensaciones por el mismo concepto para “salvar” al subsector hortofrutícola. Algunas empresas ya han cerrado, acuciadas por la competencia desleal de Marruecos. En concreto, dos entidades ubicadas en Gran Canaria (entre ellas, las histórica de Silvestre Angulo) y una de Fuerteventura se ven abocadas a desaparecer. Canarias hará valer la condición de Región Ultraperiférica ante Bruselas.

El grupo interno de trabajo de Canarias sobre el brexit resolvió ayer la convocatoria, con carácter inmediato, de un encuentro con los sectores agrícolas más afectados por la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

La Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo del Gobierno regional informa de que esta decisión se adoptó durante una reunión celebrada para analizar los impactos en la economía isleña de un brexit sin acuerdo. En el encuentro participaron la consejera del área, Carolina Darias; el vicepresidente del Gobierno, Román Rodríguez; la consejera de Agricultura, Alicia Vanoostende; la viceconsejera de Economía e Internacionalización, Almudena Estévez; el viceconsejero de Turismo, Sergio Moreno; el viceconsejero de Presidencia, Antonio Olivera; el viceconsejero de Hacienda, Fermín Delgado; el viceconsejero de Agricultura, Abel Morales; el director general de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información, José Moya; el director general de Asuntos Europeos, Julián José Zafra, y el director general de Promoción Económica, Laureano Pérez, además de los técnicos. A principios del año, el Gobierno de Canarias reclamó a la Administración General del Estado negociar una fórmula que garantice tras el brexit las ayudas a la exportación de tomates al Reino Unido, que serían ilegales con la salida de ese país de la UE.

Se trata de garantizar la supervivencia del sector hortofrutícola de exportación, uno de cuyos principales mercados es el británico. Las subvenciones que tradicionalmente han compensado el sobrecoste que conlleva el envío al Reino Unido de tomates, pepinos y otros productos agrícolas de Canarias se aplican únicamente al tráfico de mercancías entre países miembros de la Unión Europea y no a la exportación a otros terceros. Ello implica que, de no cambiarse la normativa o se encuentre una alternativa, los productores canarios se verían abocados a perder la mayoría de su clientela y, por lo tanto, de su negocio, “al día siguiente de la salida del Reino Unido de la UE”, avisó el entonces consejero Narvay Quintero, que asistió a una reunión de la Comisión de Seguimiento del Brexit junto al titular de Economía, Pedro Ortega, y al secretario de Estado para la Unión Europea, Luis Marco Aguiriano. Este se mostró “receptivo” a las demandas.

El artículo 7 del renovado Régimen Económico y Fiscal (REF), en vigor desde el 6 de noviembre de 2018, recoge que, “como medida complementaria a las disposiciones del derecho comunitario en Canarias relativas a la lejanía y a la insularidad, se establecerá una consignación anual en los Presupuestos Generales del Estado, referida al año natural, para financiar un sistema de compensaciones que permita compensar el 100% del coste efectivo del transporte marítimo y aéreo de mercancías interinsular y entre las Islas y la Península o entre las Islas y otros países de la Unión Europea”.

En febrero, el ministro de Agricultura, Luis Planas, afirmó en Santa María de Guía (Gran Canaria), donde visitó una granja de acuicultura y una plantación de papayas, que el Gobierno ya estaba trabajando en colaboración con la Comisión Europea en un plan de contingencia para que sus agricultores y pescadores resulten afectados “lo menos posible” si finalmente Gran Bretaña abandona la Unión Europea a las bravas, como pretende Boris Johnson. No es para menos, porque alrededor de 1.000 camiones con productos españoles cruzan cada día el Canal de la Mancha hacia el Reino Unido, por lo que existe una preocupación “muy importante” por asegurar que los trámites aduaneros sean los mínimos posibles. Planas resaltó que en Canarias se verían especialmente afectados los productores de tomate, que dirigen la mitad de sus exportaciones al Reino Unido.

Fuente: https://diariodeavisos.elespanol.com/

Categorías

Entrevistas Export Manager
 PROEXCA ADMIN
 71  8771  17/09/2019
Casos de Éxito de Internacionalización
 Proexca
 99  21877  02/09/2019
Casos de Éxito de Inversión en Canarias
 Proexca
 17  649  24/08/2018
Noticias Proexca
 Proexca
 4144  99425  19/09/2019