Un negocio canario que controla plagas de manera ecológica expande sus fronteras y consigue las mejores subvenciones

Un negocio canario que controla plagas de manera ecológica expande sus fronteras y consigue las mejores subvenciones

miércoles, 17 de julio de 2019

La joven empresa canaria Ecobertura, única en las islas dedicada a la síntesis de feromonas para su aplicación agrícola con el objeto de minimizar el uso de los fitosanitarios, ha abierto su horizonte a varios países del mundo y, para consolidarse, ha conseguido dos importantes subvenciones.

Esta innovadora empresa fue creada en el año 2017 por Fernando Pinacho e Iratxe Guerequiz, asesorados por el punto de la Red CIDE en la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, y ahora ha obtenido las ayudas del Programa NEOTEC del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), subvención española que financia un 70% del coste del proyecto, cuyo tramo va de 175.000 euros hasta 250.000 euros”; e ‘Instrumento PyME Fase 1’ del programa europeo Horizon 2020, que tiene una única cuantía de 50.000 euros.

Cuando la empresa se estaba gestando, sus impulsores fueron a la Cámara de Comercio y allí les atendió la responsable del Centro de Innovación y Desarrollo Empresarial (CIDE), María Victoria Cairós, quien les dirigió hacia el Programa de Apoyo a Emprendedores Tecnológicos de SODECAN. “Ahí empezamos a trabajar, nos dieron el ‘préstamo participativo’, nos presentamos a diferentes subvenciones regionales con nuevos proyectos, que nos fueron concediendo, como EATIC 2018 y EATIC 2019”, recuerda Iratxe Guerequiz. También la responsable del punto de la Red Cide les dirigió, a la hora de buscar un espacio para desarrollar la idea empresarial, hacia los laboratorios de la Universidad de La Laguna, concretamente al Instituto de Bio-Orgánica Antonio González. “Siempre nos han ayudado mucho”, indica.

La Red CIDE tiene 12 años de trayectoria asesorando a más de 3.000 proyectos de innovación. Es una iniciativa del Gobierno de Canarias cofinanciada por la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información y por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional en un 85%. Los servicios que presta son: la identificación de ideas, la transformación de ideas en proyectos, innovación de forma continua, encontrar financiación, conectar con expertos, y medir y valorizar los resultados.

Las dos subvenciones que ha obtenido Ecobertura “son muy difíciles de conseguir, por la complejidad de sus requisitos y por la alta demanda que tienen”. “Ambas son las que cualquier ‘startup’ le gustaría tener”, señala Pinacho. Además, agrega Guerequiz, “da una especie de sello de calidad, porque califica a la pyme como innovadora, tanto a nivel nacional como internacional”. La co-fundadora y administradora de Ecobertura indica que el ‘Instrumento PyME Fase 1’, es también “el preludio de algo que va más allá. Es un empujón para desarrollar el proyecto concreto que hemos presentado, y si todo va bien y conseguimos que se desarrolle como pensamos, iremos al ‘Instrumento PyME Fase 2’, que ya se trata de otros niveles de financiación y apoyos”.

El Programa NEOTEC financia la puesta en marcha de nuevos proyectos empresariales, que requieran el uso de tecnologías o conocimientos desarrollados a partir de la actividad investigadora y en los que la estrategia de negocio se base en el desarrollo de tecnología.

Instrumento PyME financia a pequeñas y medianas empresas, en todo tipo de innovación, incluyendo las innovaciones no tecnológicas y de servicios, y se hace a lo largo de todo el proceso de la innovación mediante un esquema de subvención en fases, dirigido a dar apoyo a aquellas PyME que tengan la ambición de crecer, desarrollarse e internacionalizarse a través de un proyecto de innovación europea. En la Fase 1, el programa financia el ‘Business Plan’ o estudio de viabilidad científica o técnica y el potencial comercial de la nueva idea, con el objetivo de desarrollar un proyecto innovador.

Ecobertura sintetiza compuestos de la forma más eficiente y respetuosa con el medio ambiente para ser aplicados en la agricultura. “Reproducen el idioma de los insectos para utilizarlo en nuestro beneficio y usar menos tóxicos en el campo al minimizar los fitosanitarios”, señalan sus responsables. Y ya comercializa varios productos propios, como las feromonas: Tuta absoluta (de la polilla del tomate); Tecia solanivora y Phthorimaea operculella (papa); Opogona sacchari (papaya, fresa y piña); Cosmopolites sordidus (plátano y banano); y Plutella xylostella (col, brócoli…). La feromona Prays oleae (olivo) está siendo ensayada, ahora mismo, por una empresa de la península y también empiezan los ensayos con una cooperativa canaria que se dedica al cultivo del olivo.

Por otro lado, Ecobertura ha firmado acuerdos de colaboración con asociaciones como ASPROCAN y ASOCAN, para hacer llegar sus feromonas y productos de manera preferente a sus asociados; sigue trabajando con la Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias, que es un “gran apoyo” y su cliente, como en el caso de las campañas de la Tecia solanivora y de la Tuta absoluta; colabora con el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA) en diferentes proyectos de desarrollo de nuevas ideas; hace ensayos con el Cabildo de Tenerife, e inicia una colaboración con el Cabildo de Gran Canaria, que probablemente en breve se convierta en su cliente; e investiga para bodegas de Tenerife la polilla del racimo (Cryptoblabes gnidiella), cuyos ensayos finalizarán en breve. Y a nivel internacional, trabaja en México con una empresa colaboradora, mediante la cual van a iniciarse ensayos con organismos públicos del país, sobre algunas plagas que afectan allí; ensaya en Cabo Verde, República Dominicana… donde ya ha enviado productos; acaba de hacer una exportación de diferentes feromonas a un país africano a través de un programa de Naciones Unidas; y tiene previsto iniciar una colaboración de investigación en Chile.

En cuanto al proyecto de la trampa inteligente, ya ha hecho un primer ensayo del prototipo “en los invernaderos de un importante productor de tomate de exportación de Gran Canaria, con el apoyo del servicio de Sanidad Vegetal de Consejería de Agricultura del Gobierno y Gestión del Medio Rural (GMR)”, señala Guerequiz. Los resultados han sido muy prometedores y para “seguir el desarrollo del prototipo, implementar las mejoras, y valorar la posibilidad de llevar este proyecto más allá”, es para lo que ha solicitado la subvención ‘Instrumento PYME Fase 1’, que define un plazo de seis meses para el desarrollo del proyecto presentado desde el inicio de este. Pinacho agrega que este proyecto también involucra a las TIC´s, “en el desarrollo de una aplicación. La idea es que, a través de un smartphone, el usuario pueda monitorizar el cultivo sin tener la necesidad de personarse para ver cómo van las capturas o cuál es el nivel de infestación que tiene su cultivo”.

En cuanto al equipo de trabajo de Ecobertura, está formado por los dos fundadores y cinco empleados, es decir, son: cuatro doctores en química, un técnico de laboratorio, un técnico agrícola como comercial/asesor y la administradora de la empresa que dirige el área comercial. NEOTEC permitirá la ampliación del laboratorio y la incorporación al equipo de otro químico, más un técnico agrícola al área comercial.

La internacionalización llega a Ecobertura, y se ha propuesto como principal objetivo a corto y medio plazo, según Pinacho, “consolidar la presencia” en todos los lugares donde están trabajando, como México, República Dominicana, Chile y Cabo Verde. Consolidarse en aquellos lugares donde está empezando a “establecer contactos”.

Fuente: http://www.canariasempresarial.info/

Categorías

Entrevistas Export Manager
 PROEXCA ADMIN
 73  9006  12/11/2019
Entrevistas Técnicos Red Exterior PROEXCA
 Jose G. Rguez.
 2  293  25/11/2019
Casos de Éxito de Internacionalización
 Proexca
 100  22182  04/12/2019
Casos de Éxito de Inversión en Canarias
 Proexca
 17  671  24/08/2018
Noticias Proexca
 Proexca
 4393  100822  05/12/2019