España, primer socio comercial de Marruecos, busca ahora avanzar en inversión

España, primer socio comercial de Marruecos, busca ahora avanzar en inversión

jueves, 14 de febrero de 2019

Con motivo de la visita de Estado del Rey Felipe VI a Marruecos a partir del próximo miércoles, ambos países anunciarán la constitución del Consejo Económico Marruecos-España (Cemaes), pensado para reforzar la cooperación empresarial y comercial entre ambos países.

Este órgano será inaugurado el próximo jueves en Rabat promovido por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y la Confederación General de las Empresas de Marruecos (CGEM), según informaron a Efe fuentes de la patronal española.

España se ha consolidado por sexto año consecutivo como el primer socio comercial de Marruecos con un volumen de negocios que en este periodo se ha duplicado para situarse actualmente en más de 14.000 millones de euros.

Esta dinámica se ha reforzado en diversos sectores en la industria y energía, apoyado por el desarrollo de las infraestructuras en el país magrebí, más el incremento de las zonas industriales, y la presencia del puerto Tánger-Med.

Así, la planta de Renault en Tánger o la próxima apertura de PSA Peugeot en Kenitra (centro) ha atraído a varias empresas españolas de componentes de automoción en el país magrebí: Ficosa, Gestamp, Antolín o Teknia.

Para los observadores, el aumento de la oferta exportadora a Marruecos ha permitido a las empresas españolas conocer mejor el mercado marroquí y ha facilitado así su posterior implantación.

En 2018, fueron censadas más de 20.000 empresas españolas exportadoras a Marruecos, según las cifras de la Oficina Comercial española, lo que supone el 10 % de todas las empresas que exportan al mundo.

El consejero económico y comercial de la Embajada de España, Luis Oscar Moreno, calificó este flujo entre ambos países de "simétrico y complementario".

"Hemos sido capaces en distintos sectores de producir un mismo producto a ambos lados del Estrecho. Esta es la clave de bóveda del éxito de las relaciones entre Marruecos y España", dijo Moreno a Efe, añadiendo que en 2012 España exportaba un 70 % más de lo que importaba a Marruecos, un porcentaje que se ha reducido a entre un 15 y 20 %.

Actualmente hay más de 800 empresas españolas en Marruecos que proveen 18.647 empleos directos, en su mayoría pymes que operan en una gran variedad de sectores.

La tendencia positiva del partenariado comercial no se ve reflejada en materia de inversión, y ahí el empresariado español aún tiene mucho camino por recorrer.

Según cifras de la Oficina de Cambio marroquí, España tiene invertido en Marruecos un stock de más de 4.500 millones de euros, lo que convierte al país magrebí como primer destino de la inversión española en el continente africano; pero aún así queda lejos de las cifras del primer inversor, Francia, con más de 11.000 millones de euros.

Pese a su tecnología puntera y su larga experiencia de proveer servicios públicos de calidad, las empresas españolas aún encuentran dificultades para liderar en Marruecos consorcios que necesiten un gran aporte financiero, como ponen de relieve los analistas.

A esto se añade la dificultad del idioma en un país donde el mundo de negocios marroquí está dominado por el francés con la creciente competitividad del inglés.

Varias fuentes indicaron que esta situación va cambiando, y el empresariado español ha empezado a dar señales significativas para incrementar su posición inversora en Marruecos.

Un hecho que se ha puesto de manifiesto con las recientes inversiones lanzadas en el país en varios sectores como la energía, con la firma a principios de este mes de un acuerdo de exploración entre la compañía Repsol, el grupo anglo-holandés Shell y la Oficina Nacional de Hidrocarburos (ONHYM) en la región de Tanfit en el este del país.

A ello se añade la inversión de la petrolera española Cepsa que tiene previsto -junto con un socio marroquí- abrir treinta gasolineras en 2020 en el país magrebí, para pasar a cien en 2023 y tener una cuota en estaciones de servicio del 15 % en el país en el medio plazo.

En el ámbito turístico, se destaca la consolidación de la presencia del grupo Barceló, que con sus seis hoteles se suma a los que ya explotan las cadenas Riu y Melia.

Y uno de los proyectos con mayor visibilidad al empresariado español de cara al ciudadano marroquí fue el firmado el pasado agosto por la española Alsa por 1.000 millones de euros (su mayor contrato fuera de España) para garantizar el servicio público de autobuses de la capital Rabat y su comarca durante los próximos quince años.

Fuente: http://www.finanzas.com/

Categorías

Entrevistas Export Manager
 PROEXCA ADMIN
 70  8517  18/07/2019
Casos de Éxito de Internacionalización
 Proexca
 98  21702  11/02/2019
Casos de Éxito de Inversión en Canarias
 Proexca
 17  634  24/08/2018
Noticias Proexca
 Proexca
 3939  98543  19/07/2019