Buenas oportunidades de negocios para los inversores en Marruecos

jueves, 08 de febrero de 2018

Agroalimentación, crecimiento, industrias culturales, turismo e incluso energías solares… las oportunidades de negocios en Marruecos son varias. Es esencialmente lo que se demuestra en una guía llamada “Oportunidades de crecimiento en el Mediterráneo”, elaborada en el marco del proyecto Euromed Invest (2013-2017) cofinanciado por la Comisión Europea. En esta “Bussiness Guide” dirigida a las empresas que desean conocer mejor los países al sur del Mediterráneo, Marruecos consigue sacar partido de ello. Así, la industria agroalimentaria, por ejemplo, es descrita como un sector "en auge" gracias a la producción agrícola diversificada de la que goza el país. A Marruecos se le describe como un exportador superior en Europa (60 %) y en nuevos mercados como África del oeste y del Norte.

En términos de intercambios comerciales con el “Viejo Mundo”, las exportaciones agroalimentarias alcanzaron en 2016, 3,1 mil millones de euros, en particular los productos del mar, las frutas y las verduras, mientras que las importaciones ascendían a 2 mil millones de euros. En esta dinámica, el plan “Marruecos Verde” apoya desde 2008 la estructuración de grandes polos con un alto valor añadido, la agricultura a pequeña escala en condiciones de aumentar al máximo sus producciones locales y, a su vez, anima a los sectores de la oliva, los cítricos, las uvas, la leche y las frutas exóticas. Respecto a la seguridad alimentaria, el documento pone por delante la elección apoyada sobre la irrigación y la diversificación de las culturas por la cual optó Marruecos, dando como ejemplo la introducción de la quínoa, conocida por su resistencia a la sequedad.

Industria agroalimentaria: los sectores en crecimiento

El documento recomienda a las empresas extranjeras "dirigirse a proyectos agrícolas (mediante alquileres de tierras o inversiones en capital social), de transformación o incluso a la venta de equipos agroindustriales y de productos agroalimentarios”. Destaca sectores en crecimiento como los productos lácteos, los oleaginosos, los cereales, los frutos secos y de cáscara, las pastelerías, los productos del mar y las conservas, las plantas aromáticas y medicinales, la producción biológica y los productos locales. Además, la etiqueta  de Indicación Geográfica Protegida (IGP) ha sido concedida a 43 productos en 2017, tales como los dátiles, el aceite de oliva y de argán, la miel, las almendras, el azafrán y los higos. El documento también precisa que los segmentos más interesantes para los exportadores engloban las frutas procesadas, los zumos, las salsas y los condimentos, los platos precocinados y los dulces y los snacks.

 

Electricidad verde: Marruecos el primer productor en 2020

El país tiene todas las ventajas para hacerse un hub energético regional que exporta su electricidad verde en Europa y sirve de base estratégica para actividades en África, explica el documento.

Y con razón, Marruecos dispone de un potencial excelente para la energía solar y eólica. En términos de cifras, la irradiación media es 5,3 kWh/m²/día para la energía solar y la velocidad media es superior a 9 m/s a 40m en numerosas regiones del Norte y del Sur para la energía eólica. Dirigiéndose a los inversores, la guía analiza la estrategia de Marruecos en materia de energías renovables, especialmente los objetivos de la transición energética que califica como la "más ambiciosa de la región MED". En ese contexto, menciona los avances realizados recientemente como el sistema de facturación neta para las centrales solares y eólicas enlazadas con la red eléctrica de alta tensión y también la posibilidad de acceso a la red eléctrica de baja tensión para las pequeñas y medianas instalaciones fotovoltaicas.

Según el plan de las inversiones públicas, el importe previsto para el Plan Solar y el Programa Eólico es de 10 mil millones de euros, de 2010 a 2020.

Marruecos: un destino privilegiado

El turismo es el tercer sector más atractivo para los inversores extranjeros, indica el documento. Hace énfasis en las numerosas oportunidades que residen en el ámbito del ecoturismo, del turismo cultural y religioso, y en el del turismo deportivo del que dispone Marruecos.

En cuanto a las razones del entusiasmo de los turistas por este destino, la "Business guide" mejora el atractivo de los patrimonios naturales y culturales, la acogida y la accesibilidad aérea.

En 2016 y por tercer año consecutivo, más de 10 millones de turistas internacionales participaron en un festival, fueron a las Medinas, valles o desiertos, realizaron una estancia médica o de bienestar, o simplemente escogieron Marruecos para pasar allí su vejez, indica la misma fuente.

Con respecto al número de turistas, la ambición de atraer a un millón de turistas procedentes de países emergentes de aquí al 2030 parece más que nunca realista, precisa el documento. Esta aproximación está fundamentalmente confirmada por el número de turistas chinos que ha sido multiplicado por 6 en 2016, para alcanzar los 100.000 visitantes. Es el resultado obtenido a raíz de la supresión del visado para los residentes del “Imperio Medio” (China).

Industrias culturales: efervescencia en todos los sectores de creación

Literatura, artes visuales y escenográficas, el diseño… Las industrias culturales y creativas constituyen más que nunca sectores de futuro para el país. El documento hace énfasis en las oportunidades de negocios en numerosos campos tales como el cuero y los tejidos y los numerosos sectores artesanales del país: tapicería, cerámica, trabajo del cobre, decoración y mobiliario, joyas de plata…

Según la guía, existe una fuerte demanda para las artesanías marroquíes que pueden fácilmente dar lugar a una producción de alta gama.

Los inversores agroalimentarios que optaron por Marruecos

Para ilustrar el éxito de las inversiones en la industria agroalimentaria en Marruecos, el documento da ejemplos a las sociedades que han apostado en el país. Así, la sociedad mexicana Bimbo, especializada en la panadería, eligió como su primera operación en África a Marruecos, con la adquisición en 2017 de Adghal y sus tres fábricas de producción de pan y pasteles.

Otro ejemplo concluyente, el grupo Al Dahra invirtió en 2017 en la producción de manzanas y de flores en Azrou, cerca de Meknès. La sociedad se ha centrado en el mercado local, África y el Medio Oriente (13,9 M€).

En el mismo sentido, Salim/Indofood, la corporación indonesia, construyó en 2016 una fábrica en Tiflet tras el éxito encontrado localmente (4,5 M€). En cuanto a los inversores europeos, el documento menciona a la sociedad portuguesa Frulact y la sociedad francesa Danone.

Los grupos hoteleros citados en la “Business Guide”

En 2016, el grupo belga Carlson Rezidor instala por primera vez un hotel Radisson Blu Hotels y Resorts en Marruecos, en Marrakech (30 M€). El documento también menciona la sociedad saudí Al Tazaj, que abrió 3 restaurantes en Casablanca (2015) y otros 11 anunciados en Mohammedia, en Tirar, en Salado, en Kénitra y en Fez (5,5 M€). Otro inversor en el sector de la hostelería se instaló en Marruecos en 2015, se trata de egipcio Pickalbatros.

Se retoma un hotel de 5 estrellas en Marrakech para encomendarlo al insignia Savoy del Grupo Fairmont Raffles (110 M€). Por su parte, el grupo Kuwait Investment Authority renovó el hotel Mansour Eddahbi-Palais de los congresos de Marrakech y le confió la gestión a Mövenpick (64 M€). Por último, en 2014, el grupo alemán TUI abrió un nuevo hotel dotado de un parque acuático en Marrakech (6 M€).

Se ha invertido en la energía verde en Marruecos

La dinámica y las perspectivas del sector empujaron a numerosas empresas a establecerse en Marruecos. Se trata de sociedades como la americana Brookstone Partners que, en 2016 con Platinum Power, cuyo fondo es accionista de referencia, desarrolla 3 centrales hidroeléctricas (56 MW) y un parque eólico (50 MW).

Con el mismo objetivo, el Grupo saudí Acwa (2015) es el accionista mayoritario, al 70%, de Khalladi Wind Farm, proyecto de parque eólico de 120 tipos de MW situado a 15 km al este de Tánger (126 M€).

En el mismo año, Voltalia (Francia) creó en Rabat una filial llamada Volta Maroc. El documento también menciona a la sociedad española Glual que creó a Glual Energy Maroc en 2015. La sociedad está especializada en la fabricación de los componentes de turbinas eólicas, los concentradores solares, heliostatos y plantas fotovoltaicas.


Fuente: http://aujourdhui.ma

Traducido por: Ainara Pérez González




Categorías

Entrevistas Export Manager
 PROEXCA ADMIN
 71  8773  17/09/2019
Casos de Éxito de Internacionalización
 Proexca
 99  21881  02/09/2019
Casos de Éxito de Inversión en Canarias
 Proexca
 17  649  24/08/2018
Noticias Proexca
 Proexca
 4146  99436  20/09/2019