El escenario del sector de la industria en Cabo Verde

miércoles, 31 de mayo de 2017

 

El pasado 24 de abril de 2017 el Primer Ministro, Ulisses Correia e Silva, anunció que las reformas políticas del sector industrial del país serán sociabilizadas a final del mes de julio de este año en un documento final de política industrial nacional. Ya existe un primer documento orientador bajo el nombre Propuesta de Agenda Interinstitucional para la reforma del cuadro de las políticas industriales de Cabo Verde, un estudio realizado en conjunto entre las Cámaras de Comercio de Sotavento y Barlovento y el Ministerio de Finanzas.

Entre los problemas identificados, y que deben ser abordados y solucionados con carácter de urgencia, el documento aborda los asuntos particulares del país, como por ejemplo, el escaso acceso a las materias primas o el elevado coste de los factores de producción como el agua y la energía, transportes y telecomunicaciones.

Dicho documento también abordará cuestiones políticas, refiriéndose a asuntos relativos a la legislación y el código de beneficios fiscales existentes y a sus complejidades e insuficiencias, la cuestión de la deficiente fiscalización de operación económica en el territorio y la burocracia de la máquina pública.

Además se identifican ciertas amenazas relativas a la ausencia de una visión clara hacia el sector, y relativas a la legislación sectorial insuficiente, desactualizada y desalineada con otras conexas y a las internacionales. Finalmente se identifica la necesidad de la existencia o actualización de los instrumentos de decisión, como diagnósticos sectoriales, producción de datos estadísticos insuficientes y fiables, planos de gestión de zonas económicas exclusivas, entre otras.

Esta primera Agenda recoge un conjunto de propuestas a corto y a medio plazo. Para el año 2017 se propone el ordenamiento de la política industrial y la reforma legislativa. Con vistas a medio plazo, el programa de desarrollo de la competitividad de la industria nacional tiene dos pilares, con tres proyectos cada uno. El primer pilar consiste en el refuerzo de la capacidad productiva del sector industrial en el país y sus proyectos tendrán como objetivo dar capacitación y asistencia técnica a los operadores industriales, la optimización de la producción y el financiamiento de las industrias. Con respecto al segundo pilar, se basará en la reforma del ambiente de operación y sus proyectos aportarán la capacitación institucional, el ordenamiento de la política industrial y las reformas legislativas.

 

 

2.     Perfil de la industria en Cabo Verde

Hasta 2013, el INE (Instituto Nacional de Estadística de Cabo Verde) registró 919 unidades industriales en el país. 88% de las industrias registradas están concentradas en seis áreas: mobiliario y colchones, alimentos, madera, productos metálicos, bebidas y vestuario. Hasta 2013, había 6.856 empleos industriales registrados, que corresponden al 13,45% del total de los empleos registrados en el país. El volumen de negocios generados por la industria representó el 7,5% del volumen de negocios generado a nivel nacional. Gran parte del volumen de negocios (75%) está concentrada en cuatro áreas, siendo Inpharma la única que opera en el área de productos químicos y responsable del 20% del volumen de negocios del sector de la industria y las 173 industrias alimentares que representan el 40% del total del sector.

Hasta 2013 se registraron 131 empresas exportadores en Cabo Verde, 54% se localizaban en Santiago, 28% en São Vicente y 7% en Sal. En las islas de Maio y Brava no se registraron ninguna empresas exportadora.

Sin embargo, considerando el valor agregado de las exportaciones realizadas por instancias aduaneras (puertos y aeropuertos) se verifica que este está concentrado en São Vicente (99% en 2013), siendo un 88% de aduanas y un 11% del aeropuerto de San Pedro. Esto se debe a que en São Vicente se localizan las mayores industrias exportadoras, sea de pescado (fresco, congelado o enlatado) o de confecciones (textil).

Las exportaciones están concentradas en algunos clientes y sobre todo en destinos europeos, siendo las exportaciones para el continente africano o intracomunitario, de la CEDEAO, irrelevante. Los productos más exportados entre 200 y 2016 son el pescado fresco y refrigerado (37%), conservas de pescado (32%) confecciones (16%) y calzado y partes de calzado (12%).

 

 

 

3.     Fichas sectoriales

A continuación, se expone una ficha dedicada a cada uno de los sectores que encuadran la industria en Cabo Verde.

 

PESCA

La extensa área marítima exclusiva de Cabo Verde, con 782.000 km2, es conocida por sus aguas oceánicas profundas, una línea costera con 1.020 km y un área tota cumulada de plataforma continental de 5.394 km2.

 El informe técnico de la ONUDI (Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial) destaca que aunque el país tiene un potencial relativamente pequeño de recursos haliéuticos y pesqueros, si cuenta con una composición muy diversa, con casi 50 especies por tonelada de captura.

Los recursos pesqueros son tradicionalmente considerados uno de los principales recursos naturales disponibles en Cabo Verde, sin embargo, el sector se encuentra estancado con su contribución al PIB descendiendo del 2% en el año 2000 al 1,1% en 2015.

Los principales desafíos para el desarrollo de la pesca son los siguientes:

Ø Limitación del conocimiento científico y escasa información estadística;

Ø Limitación del control y supervisión de la cadena de valor por el gobierno y operadores;

Ø Limitación técnica y financiera de los operadores nacionales,

Ø Limitación de servicios de apoyo y elevado coste de factores;

Ø Infraestructuras de soporte, control de calidad y logística de distribución inadecuadas;

Ø Escasa valorización de la calidad  diferenciación del producto nacional.

 

AGRICULTURA

Cabo Verde tiene únicamente un 39% de terreno de cultivo, fragmentado entre las diferentes islas, 70% dividido en pequeñas parcelas entre 0,1 y 1 hectárea y 99% explorados según las prácticas tradicionales y familiares.

 Cerca de 1/3 de la población vive en zonas rurales y el trabajo es desarrollado en gran parte de manera informal. Las encuestas realizadas por el MDR (Ministerio de Desarrollo Rural de Cabo Verde) en 2013, muestran que el 80% de los agricultores tiene más de 39 años, además, el 80% posee sólo estudios básicos, el 95% no tiene acceso a crédito.

 

Los principales desafíos para el desarrollo de la agroindustria son:

Ø Deficiencia de un sistema estático para la monitorización adecuada de la producción agropecuaria;

Ø Varios puntos problemáticos en la cadena logística y de distribución;

Ø Micro productores con escasa capacidad asociativa;

Ø Elevadas pérdidas pos-recolecta;

Ø Falta de patrones de calidad, regulación y un sistema de certificación eficaz;

Ø Falta de inversión en la calidad del producto;

Ø Falta de caracterización del producto (registro de marcas y sellos de denominación de origen);

Ø Falta de sistemas de apoyo local y especifico para la producción de productos agrícolas y pecuarios (línea de crédito, oficinas de apoyo técnico y comercial, subsidios a la exportación, etc.);

Ø Calidad del suelo y condiciones de tierra para el desarrollo del mercado agrícola;

Ø Estacionalidad de producción.

 

 

MANUFACTURA

Según el Estudio de la Competitividad de la Industria en Cabo Verde (2013), las principales limitaciones en el desarrollo industrial en este país fueron identificadas con anterioridad, no solo por diversos estudios, sino también por el Gobierno de Cabo Verde.

Los principales desafíos en el desarrollo de la industria de manufactura son:

Ø  Fragmentación del mercado doméstico;

Ø  Limitaciones en la producción y en la cadena de abastecimiento y distribución;

Ø  Calidad deficiente de las infraestructuras;

Ø  Elevados costes de contexto para hacer negocio (disponibilidad, calidad y coste e energía eléctrica y agua…);

Ø  Escaso acceso a la financiación por las MPMEs;

Ø  Baja capacidad institucional;

Ø  Aprovechamiento del potencial competitivo de los mercados de nicho;

Ø  Necesidad de diplomacia económica y promoción de las exportaciones;

Ø  Escaso aprovechamiento de la economía creativa y del conocimiento;

Ø  Costes elevados de los inputs y de la materia prima;

Ø  Baja calidad de los productos y escasa gestión de calidad;

Ø  Déficit y escasez de mano de obra preparada y especializada en patrones de servicio consistentes con los requisitos del mercado global;

Ø  Poca coordinación entre los actores del sector público y del sector privado;

Ø  Limitaciones del ambiente de negocios y fragilidad de los instrumentos de soporte y competitividad de los negocios;

Ø  Limitación de los instrumentos financieros.

 

 

EXTRACTIVAS

Cabo Verde tienen ciertos potenciales para la exploración de inertes, gravilla y otros materiales de construcción civil como puzolana (usada, por ejemplo, en el cemento) y un mercado regional disponible en la subregión africana.

Existe también, oportunidad para trabajar la piedra para ornamentación y acabado de obras (pisos, azulejos, etc.), lo que puede reducir la importación de piedra.

El archipiélago dispone de piedras e inertes en todas las islas, principalmente basalto. Sin embargo, es necesaria la investigación profunda para conocer el tipo y stock material existente, los yacimientos y el potencial de exportación.

Los datos existentes, apunto a que todas las islas tiene yacimientos importantes de basalto: ya se identificó mármol en Maio, puzolana en Santo Antão y otros tipos de inertes deberán ser identificados y localizados en los mapas para conseguir una exploración sostenible.

Sobre la puzolana, se estima un potencial de exploración de 100.000 tonaladas/año durante más de 100 años, aunque esta información no puede ser confirmada.

Entre 100 y 2016 se exportaron 25.072 toneladas de piedra bruta, arena, gravilla y puzolana (15.000 toneladas). En valor, representó 19 mil escudos caboverdianos, lo que es relativamente insignificante.

Las exportaciones de estos materiales siguen una orden irregular de pedidos puntuales, por lo que no se da una programación, ni una estrategia asociada al incremento de la exportación de piedras, inertes u otros derivados.

La exploración de zonas de extracción de inertes no está considerada una estrategia de exploración de recursos naturales y no existen reservas identificadas, áreas protegidas ni depósitos identificados. 

Categorías

Entrevistas Export Manager
 PROEXCA ADMIN
 65  7917  26/11/2018
Casos de Éxito de Internacionalización
 Proexca
 98  21291  11/02/2019
Casos de Éxito de Inversión en Canarias
 Proexca
 17  607  24/08/2018
Noticias Proexca
 Proexca
 3449  96505  22/03/2019