El Subsidio por desempleo aplazado para la próxima legislatura.

jueves, 18 de febrero de 2016

El régimen general de las tasas y contribuciones establece las reglas para el pago por parte de los contribuyentes, individuales o colectivos, de todo lo que son tasas y contribuciones a favor del Estado. Al ser aprobado este régimen, el Gobierno queda exento de llevar la propuesta a la Asamblea Nacional, pero en el punto 3 del artículo 2º del régimen, se especifica que “las tasas y contribuciones para el sistema de seguridad social serán objeto de un decreto propio”. O sea, el Gobierno para legislar en esta materia de creación del subsidio por desempleo debería tener sometido el decreto a discusión y aprobación de la Asamblea Nacional, pero en su lugar la envió directamente a la Presidencia de la República para su difusión.

En ausencia de un decreto sobre las contribuciones para la seguridad social, se mantiene la ley antigua y por ello el Gobierno tendría que haber enviado el decreto de creación del subsidio a la Asamblea Nacional.

-Cambios en el Código Laboral-

La alteración del Código Laboral fue anunciada en abril de 2015 por el Ministro de Presidencia del Consejo de Ministros, Démis Lobo, sin haber abordado el aspecto del subsidio por desempleo. Por aquél entonces el ministro adelantaba que la revisión del Código Laboral caboverdiano pretendía promover el crecimiento económico, la mejora de la competitividad empresarial, especialmente en cuanto a la flexibilidad del mercado laboral de acuerdo con la seguridad en el empleo, el aumento de la productividad y la empleabilidad y, en particular, de los jóvenes en busca de su primer empleo.

Con la revisión del Código Laboral, en caso de reducción de personal el empleador puede tener la posibilidad de escoger entre mantener o despedir a sus trabajadores, siempre que no haga uso de criterios de discriminación, y se reduce la indemnización que el trabajador tiene derecho a percibir por el incumplimiento del plazo de pre-aviso o aviso de despido, de modo que el trabajador sólo tendrá derecho a la retribución correspondiente a este periodo, reduciéndose también la indemnización por despido colectivo que pasa a ser de 20 días por año trabajado. En caso de despido por causa procedente, en lugar de los 2 meses por año trabajado se reduce a 40 días de remuneración base por año de servicio. En caso de extinción del puesto de trabajo, el empleador queda apenas obligado a demostrar criterios relevantes y no discriminatorios frente a los subjetivos para la suspensión del puesto de trabajo.

En cuanto al proceso de despido por causa objetiva (despido procedente), se procede a la reducción de los plazos de aviso previo y de la reducción del proceso, de modo que el trabajador sólo tiene derecho a percibir la indemnización que corresponde a este periodo. Respecto a los trabajadores domésticos, los despidos sin causa objetiva (despidos improcedentes) en los casos en los que no haya acuerdo entre las partes, pasan a tener derecho a indemnización correspondiente a 30 días de retribución por año completo de servicio hasta la fecha de despido en los casos de contrato indefinido y a retribuciones vencidas en caso de contrato definido.

 

Fuente: Jornal ExpressoDasIlhas. Edição 742.

Categorías

Entrevistas Export Manager
 PROEXCA ADMIN
 73  9013  12/11/2019
Entrevistas Técnicos Red Exterior PROEXCA
 Jose G. Rguez.
 2  298  25/11/2019
Casos de Éxito de Internacionalización
 Proexca
 100  22187  04/12/2019
Casos de Éxito de Inversión en Canarias
 Proexca
 17  675  24/08/2018
Noticias Proexca
 Proexca
 4397  100865  09/12/2019