Compra de Oi modificará el tablero telecom en Brasil

lunes, 09 de noviembre de 2015

Brasil abrió la primera semana de noviembre con la sorpresa de que un inversor ruso estaría dispuesto a invertir hasta 4,000 millones de dólares a su deprimida economía con la adquisición de la telefónica local Oi. De realizarse la compraventa de la ahora cuarta operadora brasileña, la nación recibiría una importante inyección de capital y principalmente confianza en momentos en que los recortes de presupuestos, la devaluación de su moneda y la recesión ensombrecen su panorama económico inmediato. El PIB de Brasil caerá 3.1% en 2015 y 1.2% en 2016, augura la OCDE. Y el real brasileño ya perdió 33% de su valor ante el dólar en lo que va del año.

Pero la compra también moverá el tablero del mercado de telecomunicaciones más grande de América Latina y repercutirá en las estrategias de negocio de importantes jugadores mundiales, pues la adquisición de Oi estaría condicionada a una posterior fusión de ésta con su competidor TIM, controlada por Telecom Italia, para enfrentarse con un mejor músculo contra la filial Vivo de la española Telefónica y Claro de la mexicana América Móvil, pues una eventual fusión de Oi con TIM consolidaría el mercado brasileño de telecomunicaciones en manos de jugadores más robustos al acaparar la nueva entidad un 44% del sector en ese país.

De lograrse esta consolidación, Telefónica también vería frustradas sus intenciones de hacerse con TIM para fortalecerse como el primer jugador del mercado brasileño que ya es con Vivo, y América Móvil tendría que hacer más para no quedarse con su 25% del sector que ya tiene con Claro. Y los retos no serán obstáculos sencillos para las telefónicas ante los escándalos políticos y la depresión económica que ahora pesan sobre Brasil.

La compraventa de Oi igualmente supondría el desembolso más importante del año por una sola empresa latinoamericana de esta industria, según el ranking de medición Dealogic de fusiones y adquisiciones, pues AT&T compró en 1,875 millones de dólares a la mexicana Nextel entre enero y abril, la otra operación más destacada del sector en 2015; aunque ésta ya es un hecho y la estadounidense inició hace tres meses la reconversión de Nextel en su propia marca. La compra de Iusacell-Unefon ya la había concretado AT&T en diciembre del 2014 y esas dos operadoras también se encuentran en transformación.

La firma CTF Holdings Limited, con sede fiscal asentada en Gibraltar, vía su filial LetterOne, a su vez afincada en Londres, es a quien puede atribuírsele la provocación de esos posibles cambios en el mercado brasileño de las telecomunicaciones.

LetterOne ya había deslizado con más claridad desde fines de octubre sus intenciones sobre Oi, pero ésta, con matriz en Río de Janeiro, confirmó hace unos días a la bolsa de Sao Paulo el interés de la compañía liderada por el empresario Mikhail Fridman, quien luego de desprenderse de sus participaciones en la petrolera privada rusa TNK-BP, cuando ésta se vendió a la estatal Rosneft, decidió invertir los recursos en los sectores energético y de telecomunicaciones de todo el mundo.

La compraventa de Oi beneficiaría la confianza de la empresa ante los inversionistas, luego que la telefónica que logra ahora un 18% de participación de mercado, enfrenta una deuda cerca de 9,800 millones de dólares sólo en moneda extranjera al segundo trimestre del 2015, según sus reportes financieros.

El anuncio hizo subir el valor de las acciones Oi en la semana: 12% acumulado en dos jornadas; TIM, por su parte, creció 4% su valor ante la posible fusión que vendría con la compra de Oi por la empresa rusa. Telecom Italia, qué también observó alzas en sus acciones, no ha confirmado algún tipo de sintonía por lo que pueda ocurrir con Oi y que repercutiría en su filial TIM.

Pero ese hecho sí repercutirá en el resto de los jugadores y en los planes de éstos en Brasil y para sus otras operaciones en el continente, pues América Móvil y Telefónica también compiten entre sí en otra veintena de mercados además del brasileño.

Telefónica Brasil, con Vivo, tiene a la fecha 29% del mercado brasileño; América Móvil, otro 25%, y ambas se mueven bajo el peor escenario que afecta a ese mercado en los últimos 25 años. AMX ya informó que el lento avance de la economía brasileña y el tipo de cambio han pegado a su operación y Telefónica vio caer en 43% su ganancia neta en Brasil entre enero y septiembre pasados. La eventual adquisición de Oi repercutirá entonces a sus competidores.


Fuente: El Economista

MNS

Categorías

Entrevistas Export Manager
 PROEXCA ADMIN
 73  9006  12/11/2019
Entrevistas Técnicos Red Exterior PROEXCA
 Jose G. Rguez.
 2  293  25/11/2019
Casos de Éxito de Internacionalización
 Proexca
 100  22182  04/12/2019
Casos de Éxito de Inversión en Canarias
 Proexca
 17  671  24/08/2018
Noticias Proexca
 Proexca
 4393  100822  05/12/2019