El mercado de los productos lácteos en Canadá

jueves, 02 de julio de 2015

En los próximos meses, en Canadá será muy frecuente oír hablar acerca del Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (Trans-Pacific Partnership, TPP) y sobre la posibilidad de que la gestión de suministro o supply management, como se denomina en Canadá, de las industrias de productos lácteos y avícola se encuentren en la mesa de negociaciones, tema que podría cobrar especial relevancia ante las elecciones federales que tendrán lugar en otoño.

Canadá ha sido catalogada de infame en pasadas negociaciones de comercio exterior debido a su postura hipócrita ante la política agrícola, señalando con el dedo a países que subvencionan a sus ganaderos mientras insiste en que el sistema canadiense de gestión de suministro es inocente y debe mantenerse. No obstante, con el TPP (en sus siglas en inglés) los socios comerciales están desafiando el sistema canadiense y ejerciendo presión para que sea desmantelado.

Gestión de suministro o supply management es el término empleado en Canadá para un sistema que restringe la producción a la fuerza, incrementa los precios y, por consiguiente, aumenta los ingresos de los productores. La producción de leche está restringida por medio del empleo de “cuotas”. La cantidad total de cuota es inferior a la cantidad de leche que de otro modo sería vendida en un mercado no regulado. Además, esta restricción aumenta el precio de mercado de los productos lácteos.

Los ganaderos, afortunados de haber recibido una cuota gratuita cuando el sistema fue creado por primera vez hace muchos años, en la actualidad reúnen activos de enorme valor, además de haberse beneficiado durante años de los elevados precios de la leche. Sin embargo, cualquier ganadero que entrase al mercado a posteriori debía adquirir la cuota necesaria de productos lácteos a precio de mercado. En la actualidad, el coste de esta está entre los 25.000  CAD y los 30.000 CAD para poder vender leche de vaca; lo que supone que una cuota para una rebaño de 70 vacas costaría 2 millones de CAD. Esto supone un enorme coste de capital inicial, además del coste del rebaño, el terreno, las instalaciones, el equipamiento y la mano de obra. Para estos nuevos ganaderos, el elevado precio de la leche es absolutamente imprescindible para generar un retorno normal ante los altos costes de capital.

Otro aspecto de la cadena de suministro es que los elevados aranceles a la importación son necesarios para impedir que productos lácteos extranjeros más baratos se hagan con el mercado. Aranceles de entre 200% y 300% son muy comunes. Como resultado, los productos lácteos en Canadá tienen precios muy elevados, como cualquier comprador canadiense puede comprobar al comparar los precios en Canadá con los de ciudades como Seattle, Nueva York, Londres o París. Evidentemente, los elevados precios afectan al consumidor final canadiense pero también a la competitividad de las empresas canadienses productoras de alimentos que contiene productos lácteos.

En la actualidad, solamente un 5% de la producción de leche en Canadá es exportada siendo Nueva Zelanda el principal socio comercial, el cual recibe el 95% de las exportaciones canadienses de productos lácteos.

Llevar a cabo una transición de la actual industria de productos lácteos a una más amplia y orientada a la exportación es posible, pero se requiere de apoyo por parte del gobierno.

Fuente: The Globe and Mail

M.A.F.

Categorías

Entrevistas Export Manager
 PROEXCA ADMIN
 65  7832  26/11/2018
Casos de Éxito de Internacionalización
 Proexca
 97  20887  11/02/2019
Casos de Éxito de Inversión en Canarias
 Proexca
 17  597  24/08/2018
Noticias Proexca
 Proexca
 3349  95899  22/02/2019