Las Islas Canarias se consideran un plató natural para el rodaje de cortos, largometrajes, spots publicitarios y todo lo relacionado con la industria cinematográfica y del audiovisual.

Gracias al incentivo fiscal Reserva para Inversiones en Canarias (RIC) se puede invertir estos fondos RIC en la producción de largometrajes y cortometrajes cinematográficos y series o documentales, así como en el desarrollo de programas, cuando todas ellas se realicen en Canarias.

Para ello es necesario estar inscrito en el Registro de Empresas Audiovisuales de Canarias y obtener el sello de "obra canaria". La Reserva para Inversiones en Canarias constituye, junto con la Zona Especial Canaria (4% del Impuesto de Sociedades), uno de los principales incentivos del Régimen Económico y Fiscal de Canarias para este sector.