Análisis sobre los efectos de la deuda pública en la economía de Cabo Verde

jueves, 17 de marzo de 2016

La deuda pública caboverdiana está actualmente e el 121,2% del PIB, según las cuentas provisionales del 4º trimestre de 2015 del Ministerio de Finanzas. 197.372,5 millones de escudos caboverdianos, lo que representa, en términos absolutos, un crecimiento del 11,1% en relación al stock del mismo periodo del año anterior. En un análisis desagregado del stock, se constata que la deuda interna se situó en 45.998,1 millones de escudos caboverdianos, lo que corresponde al 28,2% del PIB. La deuda externa constituye la mayor parte de la deuda del Estado, alcanzando los 151.374,5 millones de escudos, correspondiendo al 92,9% del PIB.

Dado que el Estado de Cabo Verde no recurre a los mercados, el 99,8% de la deuda tiene una madurez remanente de largo plazo y con la tasa media anual en torno al 0,98%. El servicio de la deuda, totalizó los 11.252,2 millones de escudos, siendo 7.154,6 para las amortizaciones y 4.097,5 para los intereses.

Cabo Verde ya perdió más de 430 millones de dólares en flujos ilícitos de capitales entre 2003 y 2013, tal como revela el último estudio de la Global Financial Integrity. De media por año, fueron más de 4 mil millones de escudos los que quedaron sin cobrarse por el Ministerio de Finanzas, valor que equivale por ejemplo, a los intereses pagados por el Gobierno por el servicio de la deuda, es decir, cada 12 meses Cabo Verde pierde el equivalente al 3,5 % del PIB del archipiélago. Así mismo, otro canal a través del cuál la deuda pública elevada puede provocar efectos hostiles en el crecimiento a medio y largo plazo es el aumento de las tasas de interés a largo plazo y por extensión un aumento del crédito de riesgo, de esta forma, el riesgo de las presiones inflacionistas asociadas a países con un exceso de deuda provocan el aumento de intereses nominales de corto plazo.

Los indicadores económicos y financieros del Banco de Cabo Verde (BCV), de diciembre de 2015, confirman la degradación de la economía , sobretodo por causa de la retracción de las inversiones: hay una disminución de cerca del 15% de la Inversión Directa Extranjera junto con una forma de retracción de la inversión pública y un estancamiento del crédito al sector privado.

Las medidas tomadas por el BCV en febrero de 2015, no lograron el efecto esperado. Apenas aumentó el crédito a las empresas públicas (cerca de 2.300 millones de escudos), pero eso fue causa de las garantías avanzadas por el Estado. El único punto positivo es la subida significativa de las remesas de los inmigrantes, en cerca de 3mil millones de escudos, que contribuyeron a suavizar el impacto del bajo desarrollo de la economía nacional en el rendimiento disponible de las familias.

El índice de precios al consumo referente a febrero de 2016 publicado por el INE, muestra un descenso de la tasa de inflación.

Fuente: Jornal ExpressoDasIlhas. Edição: 746